Los Piojos: Recitales en Obras

(Por Inti Raymi) «Tocá en la cuarta» le había dicho León Gieco a Andrés Ciro Martínez hace quince años, cuando éste le preguntó cómo debía hacer para tocar la armónica, en un encuentro que tuvieron en Corrientes y Talcahuano.

Al poco tiempo el hoy cantante de Los Piojos comenzaba a practicar con una armónica que le había regalado el padre. Los años han pasado y ese mismo muchacho es el que se mueve a sus anchas sobre el escenario del Estadio Obras.

El sábado 8, puntualmente a las 22 se apagaron las luces y salieron a escena los cinco integrantes de Los Piojos, ya con nuevo baterista (Sebastián Cardero), luego de la deserción de Daniel Buira. «Te diría» fue el primero de los 27 temas que tocarían a lo largo de la noche.

Aprovecharon para mostrar algunas de las canciones que irán a parar al sucesor de Ritual, tal es el caso de «Luz de marfil», «María y José» y el «Reggae rojo y negro», y a pedido del público interpretar un viejo inédito, «Ay, qué maravilla» enganchado con una zapada de «Zapatos de gamuza azul». Muchos de los temas fueron representados en video en dos pantallas ubicadas detrás del escenario; así se lo pudo ver al Diego hacer magia con la pelota en «Maradó», al Che Guevara en «Esquina libertad» y a Enrique Santos Discépolo junto a Carlos Gardel en «Yira, yira», por ejemplo.

La sorpresa vino en «Tan solo», donde Alejandro Sokol, cantante de Las Pelotas, interpretó un dueto junto a Andrés Ciro luciendo una remera de Los Piojos. Impecable.

Un cuarteto de percusión liderado por el nuevo batero matizó el intermedio. Paul Newman (militante de La Chilinga), el Changuito Farías Gómez y Álvaro Torres oficiaron como invitados que apoyaron al grupo en varias canciones en un show caliente, con picos en «Babilonia» y «Genius».

Quedan tres fechas (14, 15 y 16) y no más porque Obras está reservado para los Harlem Globetrotters.