La Academia Nacional del Tango recuerda el centenario del nacimiento de Héctor Stamponi

Al cumplirse el próximo 24 de diciembre 100 años del nacimiento de Héctor “Chupita” Stamponi, la Academia Nacional del Tango recorrerá la vida y obra del notable pianista en el inicio del centenario de su nacimiento con la proyección de su testimonio contando parte de su carrera musical y sus magistrales solos de piano. Contaremos con la presencia de su esposa Susana Stamponi, sus hijos y artistas invitados. La celebración se realizará en el marco de un plenario publico en el Museo Mundial del Tango, Av. de Mayo 833, Ciudad de Buenos Aires, el próximo lunes 19 de diciembre a las 19:30 hs. con entrada libre y gratuita.

Héctor “Chupita” Stamponi

Nació en Campana (Provincia de Buenos Aires), el 24 de diciembre de 1916. Estudió piano con Esther Coltelli. Se inició musicalmente en la orquesta del alemán radicado en Zárate Juan Elhert, conjunto que también integraban Enrique Mario Francini, Armando Pontier, Cristóbal Herrero y el cantor René Di Pietro. Se trasladan a Buenos Aires presentándose en la famosa matiné de Juan Manuel, en 1936. Enseguida se bifurcan las carreras artísticas de estos músicos. Stamponi, Francini y Pontier forman un trío de acompañamiento de los artistas de Radio «Argentina».

Posteriormente, se incorpora a la orquesta dirigida por Federico Scorticati quien actuaba en radio Stentor, en la temporada 1937/38. Este conjunto estaba integrado por: Héctor Stamponi en piano; bandoneones: Federico Scorticati, Domingo Triguero y Horacio Golino; violines: Víctor Braña, Emilio González y Ponzoni; contrabajo, Fava. Era el mismo conjunto que por entonces grababa bajo la denominación de «Orquesta Típica Víctor».

Abandona Stamponi la orquesta de Federico Scorticati, registrando un breve pasaje por la orquesta de Miguel Caló, sin llegar a grabar discos. Se dedica entonces a la orquestación. En 1943 es el pianista de la orquesta de Antonio Rodio, viajando enseguida a Centro América como acompañante de la cancionista Amanda Ledesma. En México (1944) realiza música para películas y escribe dos tangos con Ernesto Cortázar: «Somos dos» y «Cruz». Al regresar a Buenos Aires inicia estudios con el maestro Alberto Ginastera (armonía) y Julián Bautista (composición) (1946) y forma una excelente orquesta típica para cumplir un contrato para grabar discos Víctor.

Guillermo Arbós, fue su primer cantor. Luego serían Alberto Drames y Alfredo Arrocha. El ciclo de grabaciones culminó en 1949. Al dejar esta actividad sigue siendo solista de piano, acompañante e instrumentador. Todos los más importantes intérpretes buscaron su colaboración. En 1953, como muchos años antes lo hicieran Roberto Firpo y Cayetano Puglisi, Enrique Delfino y Agesilao Ferrazzano y Carlos Vicente Geroni Flores también con Ferrazzano, actúa junto a Enrique Mario Francini formando dueto de piano y violín. En algún caso se sumaba a ellos el excelente violoncelista José Bragato.

En 1959, se forma el conjunto «Los violines de oro del tango», dirigido por Francini y Stamponi. Lo integraban además el contrabajo de Enrique Díaz y los violinistas José Niesov, Adolfo Gendelman, Vicente Tagliacozzo, Simón Bajour, Luis Gutiérrez del Barrio, Hugo Baralis y Juan Ghirlanda. Paralelamente forma un gran conjunto para respaldar un espléndido larga duración de Edmundo Rivero, contando como figuras principales el violinista Raúl Marcelli y el bandoneón de Mario Demarco, «Kicho» Díaz en contrabajo, Mario Lalli en viola y José Bragato en cello. En 1960 convoca otro selecto grupo de músicos para acompañamiento del cantor Raúl Lavié, registrando en los surcos del disco un gran tango instrumental de Mario Demarco titulado «Solfeando».

En septiembre de 1962, se dio a conocer en Montevideo como iba a estar integrado el conjunto: Mario Arroyo, Horacio Ferrer, Jorge Seijo y el Dr. Luis Adolfo Sierra, un disco con cuatro temas de Adolfo Ábalos, «En pleno Nueva York», «Al Buenos Aires de las 3 de la mañana», «Para cantor y orquesta» y «Para recordar», espléndidos tangos, interpretados en magistrales solos de piano por Héctor Stamponi.

Compuso, entre otras obras, los tangos “Cuando cuentes la historia de tu vida” (música y letra), “El trompo azul”, “El último café” (Premio Odol 1963), “El vino enamorado”, “Inquietud”, “Qué me van a hablar de amor”, “Quedémonos aquí”, “Soy un circo” y “Yo quería ser feliz” (música y letra), así como también los valses “Flor de lino”, “Pedacito de cielo” y “Un momento” (música y letra).

Fue Vicepresidente de la Sociedad de Autores y Compositores de Música (SADAIC).

Formó un dúo de música y poesía con Horacio Ferrer y actuó desde 1990 como pianista solista en el restaurante Los Teatros.

Falleció en Buenos Aires el 3 de diciembre de 1997.

Tango Ritual: “Romance y Tango” (Héctor Stamponi) por Héctor Stamponi en solo de piano.

Prensa: Cecilia Orrillo