Jason Mraz presenta su nuevo single «Look For The Good»

El nuevo álbum de Jason Mraz comienza y finaliza con la misma frase: “Look for the good” (“Busquen el bien”). Esas palabras no son sólo la letra o el título de su séptimo álbum de estudio, sino una amplia filosofía para el músico, que cree que en los momentos oscuros y desafiantes necesitamos buscar todo lo positivo.

Look For The Good, compuesto y grabado en el estudio casero de Jason en el Sur de California, es la continuación de su amor por la música reggae. Se trata de un género al que siempre regresó, inspirado tanto por sus ritmos como por sus letras revolucionarias y después de lanzar Know en 2018, el cantante se dispuso a explorar un poco más cómo poder trabajar con ese estilo.  Jason se conectó con el productor Michael Goldwasser (fundador del sello de música indie reggae Easy Star Records y productor de Matisyahu, Steel Pulse, Toots and the Maytals y su propia banda, Easy Star All-Stars), que había hecho el remix del single de Jason “Have It All” y ambos comenzaron a intercambiar ideas. Inicialmente, Jason no se dio cuenta de que su colaboración produciría este álbum.

“Honestamente pensé que terminaría en un proyecto experimental que quedaría sobre la mesa”, comenta. “Pero se convirtió en algo hermoso y universal, tanto en la letra como en su ritmo. Todos pueden bailar reggae. Fue un largo proceso de maduración desde el amor al reggae como fan a encontrar las influencias correctas que me guiaron en esta dirección”.

Goldwasser eligió una banda de nueve personas, que incluía muchos de los músicos pilares de Jason y el grupo se instaló en la casa y estudio de Jason, modelada a semejanza de la de Bob Marley en Hope Road, Kingston. Jason también convocó a sus frecuentes colaboradores de Raining Jane para las voces adicionales y para componer algunas canciones. El proceso de grabación demoró dos semanas y resonó con buenas vibras.

Fue muy bueno”, recuerda Jason. “Hicimos una serie de demos y les enviamos los arreglos a los músicos y la primera vez que nos sentamos en círculo para tocar estas canciones fue mágico. Apenas empezamos a tocar, todo funcionó. Las letras fluían y era mágico contar con tantas personas juntas que coinciden en un sonido y un tono y un tempo y una estructura y un resultado final. Comenzó como un experimento pero fue más allá de nuestras expectativas sobre cómo iba a sonar y en lo que se iba a convertir».

Las 12 canciones del álbum están divididas en dos lados desde el punto temático y estilístico. El Lado A representa una mirada oportuna del estado del mundo, reflexionando sobre la sociedad y la humanidad, mientras que el Lado B tiene un enfoque más clásico, con juegos de palabras y un reggae vintage en su esencia.  El álbum abre con un single alegre, “Look For the Good”, una canción que define la intención de todo lo que viene detrás. “Pasan muchas cosas en el mundo y es muy loco”, comenta Jason. “Pero en lugar de preocuparnos y agregar más locura, busquemos el bien. ¿Cómo podemos incentivarnos unos a otros en momentos que sentimos como los más locos que hemos vivido?

Hacer este Proyecto no implicaba para mí cambiar mis letras ni mi dialecto ni mi sistema de creencias”, comenta Jason. “Sólo quería que la música reggae fuera el esqueleto de mis nuevas canciones. No cambié nada de mi estilo; sigo cantando sobre el amor y la paz. Pero el reggae, históricamente conocido por proveer un trasfondo a la revolución, la desigualdad y la injusticia, me da más lugar para entrar en ese mundo. El reggae me permite insuflarle vida a las cosas que realmente me importan. Suena más como mi verdadero yo, del que estoy orgulloso».

“Con Jason quisimos hacer un álbum coherente, que fluya y no una colección de grandes canciones”, agrega Michael. “Quisimos volver a los días en los que poníamos el Lado A del LP y nos embarcábamos en un viaje musical y lírico, y luego dábamos vuelta el disco al Lado B para iniciar otro viaje, en donde ambos viajes tenían sentido como una historia más grande y el oyente quería escuchar todo el álbum de una sola pasada. Muchas de las canciones están relacionadas entre sí en términos de temas y ambientes».  

Mientras que las canciones de Look For The Good rememoran los primeros lanzamientos de Jason, incluyendo su debut en 2002 Waiting For My Rocket to Come, y el del 2005 Mr. A-Z, el álbum mira hacia adelante, insinuando a un músico que no está atado a los géneros o las expectativas.  Las canciones revelan un artista inspirado por sus alrededores, especialmente por su granja orgánica, Mraz Family Farms, en donde cultiva café entre otras cosas.

El músico también administra la Fundación Jason Mraz, que donó más de 1 millón de dólares a organizaciones que respaldan la educación artística inclusiva y la igualdad.  La fundación organizó recientemente un evento en San Diego, “SHINE”, para homenajear la educación artística inclusiva y lograr una mayor inmersión en la comunidad a través de la música de Jason.

En muchos sentidos, Jason, dos veces ganador del Grammy, incluido en el Salón de la Fama de Compositores y miembro del directorio de las Fundación ASCAP, intenta utilizar su posición para fortalecer otras e inspirar el cambio y el optimismo. Todo lo que hace y cada canción que escribe vuelve a la idea del amor. Look For The Good no es sólo un álbum: es una refrescante forma de ver y experimentar el mundo en que vivimos.

Siento que mi vocación en la vida es hacer que la gente experimente la libertad y la alegría”, comenta Jason.Quiero eso para mis amigos, para los que trabajan conmigo y para mis seguidores. Quiero eso para la audiencia y el oyente de modo que cuando obtengan algo de la música se sientan libres y con estas vibraciones de alegría e inspiración.  Con este álbum, me siento renovado y ansioso. Me considero un nuevo artista. Constantemente busco experiencias y nuevas ideas y espero transmitir esos sentimientos a los que me rodean”.

Prensa: Pulpo PR