Mariela Santoro|Anna: «La industria de la música tendrá que entender que las mujeres ya no somos espectadoras, somos referentes»

por | 17/10/2018

ANNA es una banda de Rock de la localidad bonaerense de Lanús, que se encuentra preparando su nuevo EP y lanzó hace muy pocos días su videoclip oficial, el primero, del single «Desangelado». Quisimos presentarlos con todos los lectores de Cancionero, por eso charlamos vía mail con Mariela Santoro, voz y letrista de la banda, quien nos contó detalles del presente de la misma.

C: ¿Quienes conforman ANNA?

MS: ANNA está conformada por cuatro integrantes. Mariela Santoro, vocalista y también a cargo de las letras; Hernán García, guitarrista; Diego López, bajista y Hernán Ibarra en batería.

C: ¿Cuál es su estilo dentro del género, pueden rotularse o prefieren dejar de lado las etiquetas?

MS: Es difícil responder esta pregunta a la ligera. Entendemos que hoy todo es (o debe ser) rotulable por razones comerciales. En esos términos (amplios y caprichosos), nos sentimos más parte del mundo estilístico del rock, pero el vocablo «rock» en sí es un concepto muy vasto y que ha evolucionado tanto, que dentro de esa etiqueta no sabemos, o aún no descubrimos, a qué veta o subgénero del rock pertenecemos. Para nosotros, sinceramente, no es necesario saber o catalogar lo que hacemos. Sí nos importa sentirnos conformes con nuestra música, con nuestras canciones. ANNA es un universo musical que admite la combinación de distintos estilos, siempre y cuando sean de nuestro agrado.

C: ¿Piensan que hacen falta más mujeres en el Rock?

MS: Yo no diría que hace falta que haya más mujeres en el rock, porque parecería una imposición: «Debe haber mujeres en el rock». Hacer o no algo, participar de una actividad artística, siempre debe ser un deseo y no una bajada de línea. Lo que sí creo, y de eso no tengo ninguna duda, es que la mujeres que sí forman parte del rock, o de la música en general (sin restricción de géneros), necesitan y merecen más espacio, mayor representación. La desigualdad en la escena es clara y perversa en los grandes festivales de música: la mayoría de los artistas son hombres. Afortunadamente, hay campañas para generar consciencia y transformar la realidad social con vistas a una cultura más participativa y equitativa, como está sucediendo ahora con la campaña por la Ley de Cupo Femenino en defensa de la participación efectiva de la mujer en la actividad musical. Todos estos movimientos son necesarios para visibilizar a las mujeres músicas o que se dedican al arte en sus distintas expresiones. Va a costar, pero vamos en camino a eso y es parte de todo el movimiento feminista que se está haciendo escuchar a gritos. La industria de la música tendrá que entender que las mujeres ya no somos espectadoras: somos referentes, con una energía singular y un mensaje propio.

C: Son creadores de sus propias canciones. ¿Cuáles son sus inspiraciones, musicales y en general?

MS: Sí, componemos nuestras propias canciones. En principio, las canciones son en español. Hicimos solo una en inglés que se llama «Crack the whip» (surgió como broma en el ensayo, pero finalmente se apoderó de nuestro reportorio). En cuanto a las inspiraciones musicales, son variadas y tienen que ver con los distintos artistas y estilos que escucha cada uno de nosotros y que, por suerte, son diferentes entre sí. Creo que más que ser una desventaja, este gran abanico termina colaborando con la apertura y variedad compositiva de ANNA a la hora de hacer canciones. Por otro lado, yo como letrista me inspiro en cuestiones básicamente existenciales, propias o de la gente que me rodea, o de lo que circula a mi alrededor. Me sale naturalmente observar todo y a todos. Y voy tomando nota. Esto es literal: anoto en un cuaderno frases aisladas, palabras que me llaman la atención. Me armo una especie de repositorio de material lingüístico que luego utilizo (o amoldo) para decir o narrar algo en las letras que escribo.

C: Han estrenado hace muy poco su videoclip, ¿Podrían contarnos más al respecto de él?

MS: Sí, el pasado 1.° de octubre estrenamos nuestro primer videoclip oficial de la canción «Desangelado», que es el corte de difusión de nuestro próximo EP que se llama «Mala Sangre». Estamos felices con el producto final. Lo filmamos en un disco-bar de Lanús que se llama YourPlace. O sea, ya desde la locación el video es prometedor, por el equipamiento de luces y por todos los rincones maravillosos que usamos en el video. La dirección estuvo a cargo de Diego Stickar, un director independiente que, junto a todo su equipo, supo entender a la perfección lo que buscábamos. El videoclip tiene dos relatos que corren en paralelo: la banda que toca en vivo y las escenas de la protagonista (en este caso yo), con un ida y vuelta entre lo onírico y la realidad. La velocidad y la intermitencia de las imágenes van in crescendo, a la par de la música. La historia del videoclip no es el relato literal de la letra, pero sí se dejan entrever muchas emociones, reacciones, perturbaciones y confusiones que surgen de la lírica.

C: ¿Cómo vienen de fechas para este fin de año?

MS: A diferencia del año pasado, este año decidimos no dar tantos shows en vivo y dedicarnos de lleno a generar contenido audiovisual: el EP y el videoclip. Son procesos largos, pero queríamos hacerlos bien, con seriedad, con calidad y con un concepto que abrazara todo el elenco de canciones. Así que recién ahora, que tenemos todo el material terminado, vamos a dar algunos shows en vivo. El próximo es el sábado 24 de noviembre en KIRIE (Bolívar 813, San Telmo). Y, obviamente, la idea es brindar un último show en vivo en diciembre como cierre de este año fabuloso para ANNA.

C: ¿Ya tienen algún plan para el 2019?

MS: Siempre tenemos planes, el cerebro de ANNA no para. En principio, vamos a lanzar la segunda parte del EP que sería el Episodio 2 de «Mala Sangre», con cinco canciones más. Es decir, pensamos a Mala Sangre como un álbum dividido en dos partes. Y desde luego, después de haber filmado el video para Desangelado, quedamos enganchados con la experiencia y la excelente repercusión de la gente, así que ya estamos craneando el segundo.

C: Por último, un deseo para este fin de año que ya se aproxima.

MS: No creemos en las frases de señalador con deseos de fin de año, pero si tuviera que desear algo es que la gente escuche más música, que conozca las nuevas propuestas musicales. Entre tanto desconcierto político y espiritual en nuestro país, creo que refugiarse y embriagarse en la música es lo mejor que se puede pretender.


ANNA es la esencia del Rock con voz de mujer, tal como reza su presentación, y así lo expresamos. Otra banda que escribe su capítulo en el libro de la música nacional, le auguramos lo mejor.