Publicaciones de Difusor

Promueven declaración de una chacarera como de “interés cultural” para La Matanza

“A orillitas del Matanza” es una chacarera compuesta por el músico Alfredo Figueras, residente en la localidad de Villa Madero (a la que más específicamente remite la letra de la pieza en cuestión) En la actualidad, algunos seguidores de Figueras están estimulando gestiones para que el municipio de La Matanza declare a esta chacarera como obra de “interés cultural”.

Al efecto, se juntan firmas en el portal Change.org

Las estaciones “Marinos del Fournier” y “Villa Madero”, los “Tapiales de Altolaguirre”, las fábricas, la inmigración, el río Matanza, el puente La Noria, son algunas de las figuras, símbolos y recordatorios de la historia y de la geografía de la ciudad que se evocan en esta obra de música popular, con letra de Jorge Padula Perkins.

La chacarera fue presentada en el rubro “tema inédito” en el Pre Cosquín de La Matanza 2018 y, si bien el criterio del jurado actuante no lo tuvo en cuenta para superar esa instancia, es a todas luces un emergente cultural de Villa Madero intrínsecamente capaz de constituirse en embajador artístico del alma del partido de La Matanza.

En la ocasión (sábado 2 de diciembre de 2017), en el Club Artigas de Lomas del Mirador, se interpretó con las voces de Lucho Maza y Alfredo Figueras, acompañados en bombo por Ramón Torres y en primera guitarra por Ricardo “Caio” Meza. (ver video).

Partitura y letra de este tema musical están integrados en dos libros de Figueras publicados en línea, a saber: “16 canciones argentinas. Libro II” y “Cuises argentinos 7”.






“Los marinos del San Juan”, una marcha para los 44 tripulantes de la nave perdida.

Los hechos que rodearon a la desaparición del submarino ARA San Juan de la Armada Argentina han sido sorpresivos e inesperados. El mes de noviembre del año 2017 se quebró justo en el medio cuando las comunicaciones entre la embarcación y sus controles de puerto se perdieron de manera hasta el momento inexplicable. De ahí en más, la única certeza que se confirmó a diario, en medio de búsquedas y rastreos con medios nacionales e internacionales, fue la desaparición de la nave. 

Con muchísimas más dudas que certezas y mientras nada concreto parece saberse sobre el submarino, elucubraciones con mayor o menor grado de verosimilitud recorrieron el mundo, en particular a través de informes de dudoso origen diseminados a través del fértil campo que las redes sociales ofrecen a la creatividad de los periodistas sin fuentes y los profetas sin religión.

Continuará la búsqueda de uno u otro modo, habrá investigaciones de distinta condición y se llegará a saber o no qué sucedió con el ARA San Juan. 

Lo cierto es que cuarenta y cuatro personas tripulaban el submarino desaparecido. Militares navales que eligieron ser parte de la Armada como forma de vida y de servicio a su país. A ellos está dedicada la marcha “Los marinos del San Juan”, que hoy damos a conocer en este espacio.






Una galopa que canta a las Cataratas del Iguazú: “Agua grande, selva y vida”

Con letra de Jorge Padula Perkins y música e interpretación del reconocido compositor e intérprete chaqueño, íntimamente ligado a Misiones, Julio Rolon, “Agua grande, selva y vida” es una galopa que canta con alegría y orgullo a las majestuosas Cataratas del Iguazú, maravilla natural.

Con alusiones directas no solo a los saltos de agua que la caracterizan, sino también a la flora y la fauna característica del lugar, que conforma la selva y la vida del Parque Nacional Iguazú y su semejante en el Brasil, la letra de Padula Perkins comienza con una referencia directa al vencejo, el ave que con entusiasmo y valentía atraviesa las caídas de agua para vivir y anidar, bajo su protección, en la roca detrás de ellas.

La letra fue recientemente reconocida con una “mención de honor” en el concurso internacional “Cataratas, maravilla natural” organizado y avalado por los entes de cultura de Puerto Iguazú y Foz do Iguaçu y nuestro Parque Nacional ya mencionado.






“Cuis”. Un género que gana espacio en el universo musical

El “cuis” es un género que incluye sonoridades de la música folklórica argentina, algunas pinceladas de colores moriscos y de la edad media y entre 3 y 5 ritmos en cada obra. En ocasiones algunos de los ritmos puede aparecer solamente como un puente o un compás o, según el propio compositor que ha creado y promueve el género, como “una respiración consciente del cambio de atmósfera”.

Se trata de una experiencia musical producida por el pianista, guitarrista y compositor Alfredo Figueras, egresado del Conservatorio “Manuel de Falla” de Buenos Aires.

El novedoso, aunque ampliamente difundido género va ganando espacios en distintas audiencias en línea y ofrece versiones intrumentales y también con letra.

El pasado 15 de septiembre, en la Casa de la Cultura Vasca en Buenos Aires, tres “cuises” compuestos por Figueras integraron el repertorio del concierto ofrecido por éste y sus colegas pianistas Paula Vázquez y Kevin Cisneros (que interpretaron, a cuatro manos, una de tales piezas que lleva por nombre “Pau pianista en Mar del Plata”).

Las otras dos obras del género fueron ejecutadas por el propio Figueras y son “La Jimena junta la leña” y “De Madre Tierra o Dios. Canto a la permacultura”

A efectos de ilustrar al lector, se han agrupado en un segmento de video los tres cuises interpretados en la ocasión

Mayor información sobre el género musical “cuis”, puede obtenerse en el artículo de Jorge Padula Perkins “El género musical ¿nace o se hace? Una aproximación al género Cuis”, publicado en la revista musical española “Diapasón”






Una pieza de música popular que homenajea a los cartoneros: “Ahijado de Buenos Aires”

Tango, estilo pampeano y chamamé se aglutinan en una breve pieza musical que, deliberadamente, se construye a partir de algunos estilos convencionales, pero quiebra su habitual continuidad en un montaje singular.

Es la forma que distingue a Figueras como compositor (a la que ha denominado “cuis”) y que, en esta ocasión, se amalgama sutilmente a la letra para sumar a ella la pluralidad de orígenes geográficos y culturales de los que emergen las personas que se dedican a recoger y vender cartón.

De este modo la poesía de Padula Perkins y la composición musical de Figueras construyen “Ahijado de Buenos Aires”, una pieza musical que valora y al mismo tiempo desafía a distintos ritmos de la música popular y tradicional argentina mezclándolos en una misma pieza.

  “Ahijado de Buenos Aires” (tango no tradicional) – Letra: Jorge Padula Perkins – Música: Alfredo Figueras.






Con sonido puertorriqueño, estreno internacional del slow blues “O casi tanto”

Tal como fuera anticipado en este medio, hoy sábado 20 de mayo se produjo el lanzamiento en línea de la pieza musical “O casi tanto”.

Con acento temático en el estímulo a la autoestima en el otro, “O casi tanto” tiene letra de Jorge Padula Perkins y música de Rodrigo Stottuth. Su versión original está presentada a través de un video en Youtube, realizado por su propia arregladora e intérprete, la puertorriqueña Sajonia Esther Díaz.

Nacida en San Juan de Puerto Rico, Sajonia Esther es tecladista y cantante de singular timbre de voz. Se formó, durante seis años, en el conservatorio de música de su ciudad y hoy es intérprete, arregladora y vocalista independiente.

Rodrigo U. Stottuth es un reconocido pianista y compositor de origen boliviano radicado en Alemania. Ha compuesto piezas musicales dentro de un vasto espectro de géneros, instrumentales o con letra.

Como en esta ocasión, varias de las creaciones de Stottuth se conjugan con versos del autor argentino Jorge Padula Perkins, aunque en este caso aparece la peculiaridad de que “O casi tanto” no nació como letra de canción, sino como poesía. Como tal fue publicada en el año 2015 en la antología “Un mismo vuelo” (Santiago de Chile), como corolario de un concurso organizado por el municipio chileno de Quilpué en homenaje a la poeta Ermelinda Díaz.

El estreno se produce en el contexto del décimo aniversario de la creación del canal de Youtube de Sajonia Esther (creado el 20 de marzo de 2007), motivo por el cual la vocalista lo suma, junto con cambios de diseño gráfico, a la celebración de su tránsito por el popular espacio de videos.






En cuatro y voz. “Seamos libres y no importa lo demás”.

Con arreglos musicales propios, para cuatro y voz, la talentosa vocalista venezolana María Alejandra Rodríguez interpreta la versión original del joropo “Seamos libres y no importa lo demás”.

La pieza nace de una idea original y composición del boliviano Rodrigo Stottuth y fue escrita por el autor argentino Jorge Padula Perkins.

Involucrada con la música desde temprana edad, María Alejandra Rodríguez ha incursionado en el jazz, la bossa nova, el funk,  la balada pop, ritmos afrovenezolanos y otros ritmos, siempre con arreglos que la distinguen y que incluyen al cuatro como instrumento protagónico junto a su voz.

Su producción discográfica comienza en el año 2002 con “Voy a pensar en ti”. Tres años más tarde sale a la luz “Nocturnal”. En el 2007 se da a conocer “Canciones de Enrique Hidalgo”. “Grano de tempestad” aparece en el 2009 y en el 2015 se produce el lanzamiento de “Aquí y Allá”.






¡Falta solo una semana! Estreno internacional de “O casi tanto”

En solo una semana, el sábado 20 de mayo, se producirá el estreno internacional del slow blues “O casi tanto”.

La pieza tiene letra del autor argentino Jorge Padula Perkins y música del compositor boliviano Rodrigo Stottuth.

El lanzamiento del tema, hasta entonces inédito, se producirá por el canal oficial de Youtube de Sajonia Esther Díaz (Puerto Rico), quien (con sus propios arreglos musicales) lo interpretará en instrumento y voz.

Ello en el marco de la celebración del décimo aniversario del espacio de la vocalista en la popular red de videos en la que se dará a conocer al mundo la canción.






“Como pétalos de almendro”

Con letra de Jorge Padula Perkins y música de Rodrigo U. Stottuth, se ha estrenado recientemente, desde la ciudad de Río Cuarto, en Argentina, la pieza “Como pétalos de almendro”

Se trata de un tema en ritmo de bossa nova que traza un paralelo entre la persona amada y el almendro, árbol que tiene la singularidad de florecer (en blanco o en rosa pálido) anticipándose a la primavera.

Interpretan: Nery González Artunduaga (voz e instrumentos) y Rodrigo Stottuth (teclado)